Se confirma: la turistización es un grave problema

Sevilla, 3 de abril de 2020

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es turistalandia.jpg
Fotografía de Lara Santaella

Durante los casi tres años de vida de este colectivo, uno de nuestros objetivos principales ha sido alertar sobre el crecimiento descontrolado del turismo y sus efectos en nuestros barrios, nuestras vidas y nuestros cuerpos. La turistización se ha abierto paso en el debate, cada vez menos como un proceso aislado y más como una consecuencia real de un modelo injusto que ha expulsado a personas de sus casas, ha olvidado a la periferia o ha precarizado el panorama laboral en la ciudad. La turistización es el resultado lógico de políticas que tienen un mismo objetivo: aumentar las cifras de visitantes. El turismo ha dejado de ser un recurso económico más para convertirse en el único recurso económico. En un contexto de pandemia mundial y crisis, el monopolio de la actividad turística como única fuente de ingresos, la turistización de la economía andaluza y sevillana también es un problema.

Desde CACTUS siempre hemos planteado un debate abierto sobre el modelo socio-económico que se estaba construyendo. A pesar del desdén de unos, y las etiquetas de ‘turismofóbicos’ que nos ponían otros, siempre hemos defendido que no estamos contra el turismo, sino contra el modelo que se estaba generando y sus efectos. Somos conscientes de que muchxs trabajadorxs viven del turismo en nuestra tierra. Por eso, cuando Andalucía y en especial Sevilla lidera las cifras de destrucción de empleo, que en gran parte ya era precario o en negro, por no hablar de los contratos que se han dejado de firmar, la reflexión sobre el modelo se hace más necesaria que nunca. La turistización se ha hecho pasar como un objetivo de interés general, sin tener en consideración la desigual distribución de los beneficios entre los territorios y las personas, y es que el enriquecimiento de algunos es a costa del empobrecimiento de otros. Esta dinámica de explotación la conocemos bien en Andalucía. A día de hoy, tras tres semanas de confinamiento, no están en la misma posición el ejecutivo de la cadena hotelera o el propietario de varias viviendas convertidas en Airbnb, que la guía turística o la camarera de un bar. El gobierno incide en que saldremos todos juntos de la crisis, pero no, todo el mundo no va a salir de la misma forma.

Precisamente ahora, cuando creemos que es más necesaria que nunca esta reflexión, asistimos con perplejidad a la aprobación de leyes para facilitar la inversión en turismo de la Junta de Andalucía, o el anuncio de un plan turístico para lo que queda de año del Ayuntamiento de Sevilla. No sabemos cómo va a ser el mundo de aquí a un mes, y ya están pensando en volver a la misma senda. No se han enterado que la industria turística no existe, porque no tenemos fábricas ni transformamos una materia prima en un producto elaborado. No generamos dinero, lo exportamos del Norte de la península o de Europa cuando vendemos nuestra ciudad, costumbres y patrimonio. No hemos cerrado la fábrica para frenar el contagio, la han cerrado los que tienen el dinero, que han dejado de visitarnos, sacando a la luz con ello la gran vulnerabilidad a la que se expone una economía basada casi exclusivamente en el turismo. Esto provoca una doble dependencia para lxs trabajadorxs del sector: de su empleador y de los visitantes. Estamos cansadas de esta situación, por eso hacemos un llamamiento a repensar nuestro modelo económico general, a replantear cómo se reparte la riqueza entre territorios y a imaginar colectivamente una economía que tenga por objetivo mantener, enriquecer y colocar la vida de todas nosotras en el centro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: