¿Qué hacer si el turismo llama a mi puerta?

DECALOGO CONTRA LOS DESALOJOS

Hace casi tres lustros, la antigua Liga de Inquilinos ‘La Corriente’ sacó un decálogo con consejos legales y ciudadanos para hacer frente a los desalojos de inquilinxs que se venían produciendo. Junto a compas de El Topo Tabernario hemos visto adecuado actualizar ese decálogo ante la nueva ola de desalojos, esta vez debido no solo a la gentrificación, sino a la turistificación de nuestros barrios. Por ello, lo dejamos aquí en versión digital y también en versión PDF, para que podáis compartirlo, imprimirlo o incluso colgarlo por las calles de la ciudad.

Anuncios

‘Limpiando’ unos barrios, olvidando otros

Sobre la necesidad de(l) ESTAR

Sevilla, 2 de abril de 2019.

Sevilla_AparTur_CACTUS

‘Sevilla, we love people’ fue durante unos años el eslogan turístico de la ciudad, en la línea del ‘Andalucía te quiere’ que había promovido la Junta. Si no fuera porque están orientados a los visitantes, nadie diría que los que habitamos Sevilla o Andalucía no deberíamos sentirnos aludidos. ¡Qué bien, cómo nos quieren! Y precisamente por eso necesitamos al turismo. Ojo, no solamente a los turistas, sino a todo el sector. En estos tiempos de neolengua y doblepensamiento, las puntualizaciones son necesarias. De hecho, si quisiéramos ser completamente fieles al mundo distópico orwelliano, el Ministerio de Turismo, encargado de perpetuar la colonización y extractivismo de nuestro territorio -sensiblemente ciudades y costas- de la periferia europea, debería llamarse Ministerio del Progreso. Porque no hay nada más alejado de la idea de progreso que el modelo turístico actual, que ‘arrampla con tó’, esto es, que se lucra a nuestra costa y no nos deja ni las migajas.

Durante el siglo XX, el turismo en Sevilla se reducía a pocas calles y plazas en la zona sur del centro. El área norte, como otros tantos barrios obreros de la ciudad, sufrían un fuerte abandono institucional. La Sevilla que describe Fernando Mansilla en su obra ‘Canijo’ o que revela Bollaín en sus documentales es la que se encargaron de ‘limpiar’ física y socialmente con motivo de la Expo ’92. Ese es el contexto que retrata Alberto Rodríguez en la película ‘Grupo 7’, y que con una dosis menor de ficción relata el documental ‘prohibido volar, disparan al aire‘, haciendo referencia a la represión policial que se vivió en los noventa en los barrios del casco norte. Lo que estaba ocurriendo aquellos años, y ha sido ampliamente estudiado, era un proceso de gentrificación. ¿Y qué tiene que ver todo esto con el turismo? Pues que, desde hace unos años, la turistización ha continuado expulsando a vecinas de sus barrios, transformando el comercio tradicional y generando una imagen de postal para el visitante, quien no observa la especulación e injusticia social que su actividad produce. Todo esto ocurre en unos barrios que no solían ser turísticos, favorecido por las instituciones públicas.

El desahucio de Rosario Piudo de su piso de la plaza de la Encarnación hace ahora quince años es simbólico. La plaza, tras 150 millones de euros de inversión pública en un macroproyecto en tiempos de crisis, es un espacio fundamentalmente turístico; mientras que el edificio donde vivía doña Rosario es un hotel de lujo que acaba de abrir. Otro establecimiento de este tipo, de los 10 que están en construcción o planificados en el centro, en una ciudad donde hay más de 100 hoteles. Por no hablar de los pisos turísticos y la destrucción vedada de la ciudad, convirtiendo viviendas en negocios hosteleros. Según el Registro de Turismo de Andalucía, en Sevilla hay algo más de 4.000 alquileres vacacionales, pero la realidad es que la cifra asciende a casi 10.000 según los datos del proyecto dataHippo. El problema de este tipo de alojamiento, que se dice llamar economía colaborativa, está en su concentración espacial en unos pocos barrios del centro (ver plano) y patrimonial. Aunque existen casos de familias que alquilen una habitación en su vivienda, o tengan solamente un piso en plataformas como Airbnb, la realidad es que son casos marginales. La gran mayoría de los pisos turísticos son negocios que gestionan empresas especializadas, y unos pocos propietarios acaparan buena parte de la oferta: los 20 primeros acumulan el 14%, más de 700 apartamentos turísticos.

Los últimos pisos de este tipo han abierto en la calle Feria, que junto a la Alameda o al Pumarejo, han entrado estos años en los circuitos de visitantes. De ahí el reciente hostigamiento al mercadillo del Jueves, o la ejecución de un parque infantil que ocupa exactamente la mitad de la plaza del Pumarejo. Esta estrategia es especialmente cínica: combatir el sinhogarismo a través de infraestructuras infantiles que contribuyan a ofrecer otra imagen del barrio en uno de sus puntos claves para los transeúntes. Juan Espadas le está dando una nueva dimensión a la idea de ‘limpiar’ los barrios. Y que quede claro: no se trata en absoluto de estar en contra de los parques infantiles, sino de utilizarlos como forma de desplazar el problema a otro lugar -más escondido para sevillanos y turistas-, en vez de resolverlo. La acción municipal es mezquina, cobarde y especialmente irresponsable con sus competencias públicas. Y además, con una nula sensibilidad por el patrimonio histórico, al estar este parque en el entorno de un Bien de Interés Cultural. Claro que, como ha quedado claro en estos 4 años de mandato, el Pumarejo es patrimonio de segunda división. Si fuera del que atrae a los guiris, del que produce ‘progreso’, otro gallo cantaría. Porque a estas alturas nos ha quedado claro que Sevilla loves people, especialmente si son turistas.

Estas políticas vienen acompañadas de una sensible inacción allí donde precisamente hace falta. La actual es otra legislatura perdida para los barrios periféricos de Sevilla, que llevan décadas demandando una mayor atención ante la dejadez y el abandono sistemático del Ayuntamiento. El pasado octubre, una manifestación multitudinaria se lo hizo saber al alcalde, quien sigue haciendo oídos sordos a las reivindicaciones de fondo. Lo más sangrante, y lo que nos ha llevado a organizar el Encuentro Social contra la Turistización: Alternativas y Resistencias (ESTAR) fue el desvío de 1 millón de euros para fines sociales que habrían acabado en gran medida en aquellos barrios, para garantizar que la reunión de la patronal turística tuviera lugar. No hay nada más ajeno a la ciudad que la cumbre de la WTTC, a la que cuesta 4.000€ asistir. A menos, claro, que estés entre las personas precarizadas que atenderán sus mesas, limpiarán las habitaciones donde se alojan sus asistentes y los espacios de reunión o estarán en la recepción. Unas personas que soportan el peso del sector con demasiada frecuencia en condiciones cercanas a la explotación laboral y que suelen vivir en esos barrios olvidados de la periferia. El modelo turístico actual es una máquina de generar desigualdades sociales, que se visibilizan con mayor facilidad en el tejido urbano. Por eso estamos hartas de este sistema, sobre todo de los poderes públicos que no solamente no le ponen coto, sino que promueven con sus selectivas políticas nuestra miseria e impiden el desarrollo de nuestras vidas libre y dignamente. No se trata de tener fobia al turismo, sino de señalar a los responsables de esta situación y trabajar por cambiarla. ¡Os esperamos en el ESTAR!

Retomando los barrios, resistiendo en lo común

La rueda de prensa de presentación del ESTAR tiene lugar a pesar del intento del Ayuntamiento por impedirla.

COMUNICADO DE PRENSA. Sevilla, 28 de marzo de 2019.

La próxima semana organizamos el Encuentro Social con la Turistización: Resistencias y Alternativas como respuesta a la cumbre mundial del turismo de la patronal WTTC, favorecida por las administraciones públicas, sensiblemente el Ayuntamiento de Sevilla. Entre el 2 y el 7 de abril hemos organizado más de quince actividades abiertas al público en general para profundizar por qué su modelo de turismo nos precariza, nos ahoga y nos impide desarrollar nuestra vidas libre y dignamente. Hacemos un llamamiento a todas las personas de la ciudad que hayan percibido las injusticias que genera el turismo y/o se sientan en esta situación a que se sumen, nos acompañen y participen en el encuentro. Entre las actividades que hemos organizado se encuentran paseos, mesas redondas o espacios de diálogo con personas y colectivos desde las perspectivas laboral, cultural, feminista, urbana, de la vivienda, del medio ambiente o del sistema económico. En la reflexión colectiva, además, contaremos con compañeras de la red del Sur de Europa ante la Turistización de Barcelona, Cádiz, Córdoba, Granada, Ibiza, Las Palmas de Gran Canaria, Lisboa, Madrid, Málaga, Oporto, Palma de Mallorca, San Sebastián, Valencia y Venecia. A todo ello sumaremos acciones de denuncia sorpresa en distintos puntos de la ciudad, y una manifestación el domingo, que parte a las 12 desde la plaza del Altozano, y que servirá de colofón a una contra-cumbre que pone el acento en las reivindicaciones populares, y también en las alternativas al fenómeno de la turistización.

De los últimos ejemplos de este proceso que nos subordina y nos oprime como comunidad se encuentra en este punto en el que les hemos citado, el mercadillo del Jueves. Las estrategias público-privadas para convertir el centro de Sevilla en un mero decorado, y sus habitantes en anfitriones al servicio del turismo, se ponen aquí en evidencia en las últimas semanas. De hecho, en la preparación de la rueda de prensa hemos sentido en primera persona la presión municipal, cuando la dirección del Distrito Casco Antiguo nos ha requerido una autorización para hacer la misma porque habíamos puesto una mesa y dos sillas. Al retirarlas, nos han dejado ejercer nuestros derechos civiles y hemos podido atender a los medios con tranquilidad. El hostigamiento en el espacio público está llegando a unos niveles desorbitados, como se demuestra en el mismo mercado debido a la transformación en mercancía de espacios del casco norte que han entrado en los circuitos turísticos, y se ve en la cantidad de hoteles y pisos turísticos que están abriendo en la zona. En nombre del turismo se destruye la arquitectura tradicional y se pretende adaptar el mercado ambulante más antiguo de Sevilla, que se remonta a época islámica, a las expectativas y necesidades del visitante. Este, que lo consideramos nuestro patrimonio, se hostiga y se destruye porque para las instituciones públicas y privadas no tiene valor alguno; lo único que tiene valor es aquel que se puede vender.

Y atención, queremos incidir en que no tenemos fobia al turismo, nos gusta viajar y conocer nuevos lugares y culturas. Lo que sí nos provoca estupor son los discursos que no reconocen el turismo como un privilegio al que no todas podemos acceder, y los políticos que se pliegan a los intereses de mercado, obviando para qué fueron elegidos: defender el interés público. La política sevillana y andaluza es incapaz de comprender cómo nos está afectando el turismo en nuestros barrios, tanto que el alcalde se vanagloria en un artículo reciente de las inversiones que han llegado a la ciudad, la práctica totalidad en el sector turístico. Juan Espadas identifica inversión con mejoría (o progreso), con un argumento completamente falso. Las inversiones traen mejoría para unos pocos, a los demás, la gran mayoría, no nos va mejor e incluso nos vaya peor. La irresponsabilidad de esta administración no es nueva, uno de los factores que llevaron a movilizarnos fue la sustracción de 1 millón de euros de partidas municipales para fines sociales para que la cumbre de la patronal turística, a la que cuesta 4.000 euros asistir, tuviera lugar. Esta misma semana el Ayuntamiento ha anunciado que Sevilla acogerá también la gala de entrega de premios de la gran cadena MTV, otro gran titular que deja vía libre a las élites culturales, mientras que la cultura popular de los barrios sigue perdiendo espacios donde poder desarrollarse de forma autónoma. Otro gran evento en el que las personas que habitamos Sevilla no tendremos nada que decir ni que aportar.

Los barrios periféricos y las personas de a pié seguimos olvidadas. Este desvío presupuestario, y en general la política de atraer grandes eventos, ejemplifica el modelo de negocio y de ciudad que fomentan: necesitan de las desigualdades para que fondos de inversión y empresas multinacionales sigan haciendo su agosto, a nuestra costa. Por eso nos tendrán en frente, retomando nuestros barrios y resistiendo en lo común.

 

Para conocer más, ver: https://estarsevilla.org/

Recuperar los barrios para poder ESTAR

COMUNICADO DE PRENSA. Sevilla, 14 de marzo de 2019.

Treinta colectivos se reúnen en Sevilla para discutir la turistización de las ciudades del sur de Europa

LOGOTIPOMASESLOGAN

Más de quince colectivos ciudadanos están organizando en la capital andaluza el Encuentro Social contra la Turistización: Alternativas y Resistencias (ESTAR). Como respuesta a la cumbre mundial del turismo, distintas asociaciones y organizaciones de Sevilla han unido sus fuerzas para celebrar un evento entre el 4 y el 7 de abril que ponga en el centro del debate todas las perspectivas sobre la actividad turística. La práctica totalidad de las instituciones públicas y privadas, entre ellas el Ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía o la WTTC como organizadora de la cumbre, se han mostrado incapaces de analizar con rigurosidad los efectos negativos del aumento del turismo en la vida de las personas que habitamos ciudades como Sevilla. Estas carencias se traducen en una absoluta falta de sensibilidad hacia prácticas culturales arraigadas en nuestra ciudad en pos de la actividad turística, como el mercadillo del Jueves que está siendo objeto de hostigamiento por el consistorio ante la próxima apertura de nuevos pisos turísticos en su entorno. El incremento exacerbado del turismo o turistización transforma nuestras vidas: mercantiliza todas las expresiones culturales que pueden ser rentables y destruye aquellas que no lo son, precariza nuestros empleos y nos expulsa de los barrios centrales en la búsqueda de una postal, donde las vecinas no pintamos nada, mientras que nos marginan en los barrios periféricos.

Por eso reivindicamos el derecho a la vivienda, a una cultura popular libre, a unas condiciones laborales que permitan desarrollar una vida digna, mientras promovemos una economía sostenible y local basada en los cuidados frente al capital especulativo, el cuidado al medio ambiente como sustento de la vida y una sociedad libre de actitudes racistas, machistas, tránsfobas y autoritarias. Para avanzar en todos estos frentes, el ESTAR contará con charlas, mesas redondas, espacios de diálogo y de protesta en distintos puntos de la ciudad al que invitamos a toda la población preocupada por la creciente turistización. En el proceso de reflexión y acción colectiva nos acompañarán colectivos de la red SET (Sur de Europa ante la Turistización) de Barcelona, Córdoba, Granada, Las Palmas, Lisboa, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, San Sebastián, Valencia o Venecia. Bajo el lema “retomando los barrios, resistiendo en lo común”, el ESTAR lo organizan, de momento: Asamblea de Andalucía, Asamblea Feminista Unitaria de Sevilla, Asociación Pro-Derechos Humanos, Bloque Crítico, Casa Grande del Pumarejo, Colectivo-Asamblea contra la Turistización de Sevilla (CACTUS), Colectivo de Prostitutas de Sevilla, Ecologistas en Acción-Sevilla, Jartura, Lanónima, Movimiento de Acción Estudiantil, Oficina de Derechos Sociales o las asociaciones vecinales La Revuelta del casco norte, San Diego y Triana Norte.

Asamblea CACTUS: haciendo RED

¡Vecina! ¡Vecino!

¿Has notado que algunos de los comercios de toda la vida han ido cerrando? ¿Has visto cómo han subido los precios en el barrio en los últimos tiempos, sobre todo los alquileres? ¿Te has fijado en que cada vez hay más bares, donde tomar un café o una cerveza es un poco más caro? ¿Sabes de alguien trabajando en la hostelería por un sueldo irrisorio, quizá incluso en negro? ¿Has escuchado de alguna vecina que haya tenido que abandonar su casa porque la iban a convertir en un piso turístico?

Lo que está ocurriendo se llama turistización, y se define como los efectos negativos del exceso de turismo en algunas zonas urbanas porque la vida se vuelve más cara, los comercios de siempre son sustituidos por otros de moda, agentes especuladores compran viviendas destinadas al negocio turístico, gente que conocemos ya no puede pagar el alquiler y tiene de irse a otros barrios… y aparecen cada vez más maletas, más turistas.

La ASAMBLEA del próximo miércoles 12 en Lanónima será especial porque vendrán otros colectivos que quieren implicarse frente a la mercantilización de nuestros barrios y ciudad. Frente un ayuntamiento que hace ciudad haciendo negocio, sus vecinas nos organizamos en red para denunciarlo y actuar el próximo abril, en donde tendrá lugar en Sevilla la cumbre del LOBBY del turismo más depredador por la que el ayuntamiento se ha gastado casi un millón de euros.

asamblea 12 diciembre

+ info: https://cactusevilla.wordpress.com/2018/11/22/1-millon-de-euros-para-cuidar-a-los-grandes-empresarios-del-turismo/

¡Los barrios somos nosotras, y los vamos a defender!

Otra Sevilla es posible: sobre el Plan Estratégico 2030

Una vez más el Ayuntamiento de Sevilla se prepara para redefinir el modelo de ciudad que será la base para las políticas urbanas de las próximas décadas. Una estrategia que, en apariencia, pretende dar una visión de codecisión entre los gobernantes y las personas que habitamos la ciudad. Sin embargo, no sabemos si esta vez la implicación de la ciudadanía será real. O si de serla, se llevarán a cabo sus propuestas, ya que el anterior Plan Estratégico 2020 jamás se puso en marcha.

También nos sorprenden las palabras del alcalde en la presentación del Plan:

“Tenemos que poner en valor la capacidad urbana para generar respuestas en temas clave como el cambio del modelo productivo, la creación de empleo, la lucha contra la pobreza, la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones, o el cambio climático, todo ello elementos clave que definirán el modelo de ciudad que emergerá de la crisis”

Nos sorprenden por diversos motivos. Primeramente, porque ese mismo alcalde presentó para este año unos presupuestos que se alejan totalmente de las necesidades de empleo, de lucha contra la pobreza o contra el cambio climático y de una mayor participación de la ciudadanía. Tan solo hay que observar los recortes que ha sufrido dicho presupuesto para organizar una cumbre mundial con las grandes empresas del sector turismo (recortes en temas de violencia de género, de mejora de barriadas, de cooperación al desarrollo, etcétera). O las palabras de desdén que este alcalde le dedicó a la plataforma Red Barrios Hartos, creada por gran número de asociaciones de vecinos y otras entidades localizadas en los barrios más abandonados.

No entendemos qué NUEVO modelo productivo están dispuestos a llevar a cabo, hasta ahora, sólo podemos observar cómo el Monocultivo del Turismo parece ser su única baza y la única carta que van a jugar.

Aunque el ayuntamiento reclama mostrar un proceso abierto, muchas decisiones están ya tomadas, como muestra el apoyo del ayuntamiento a la cumbre del turismo en 2019. Además, los temas que se pretenden trabajar en la mesa de “turismo sostenible” son:

  • Modelo turístico
  • Competitividad turística de la ciudad
  • Recursos y oferta
  • Turismo y ciudad, integración y coherencia
  • El espacio turístico

Nos parece más una mesa sobre modos de promover el turismo en la ciudad que un debate abierto sobre el modelo de la ciudad y el modelo de turismo.

Nuestra intención es fomentar, desde el diálogo y la cercanía a las personas que viven en el entorno urbano, un nuevo modelo de ciudad. Pero nos resultan inadecuadas las vías que se proponen desde las instituciones. El hecho de que los temas vengan dados y enfocados a aumentar la competitividad turística y la falta de carácter vinculante del plan, nos indica que estos debates, lejos de ser espacios donde plantear ideas nuevas, son una estratagema del ayuntamiento para poner en práctica planes de partido decididos a espaldas de la población, pero teñidos de un falso carácter participativo. A su vez, hay que destacar que los mecanismos para la supuesta participación no afectan a la toma de decisiones por carecer de fuerza vinculante para los futuros gobiernos de la ciudad, hecho este que evidencia una vez más el paripé y el uso partidista e irresponsable de las instituciones supuestamente democráticas.

Es por todo esto que CACTUS no participará, y además aprovechamos para denunciar tanto la farsa que supone este Plan Estratégico 2030, como la irresponsabilidad del equipo de gobierno por banalizar las herramientas democráticas. Sin embargo, la no participación de CACTUS, será una No participación Activa. Seguiremos trabajando en la búsqueda de un modelo de ciudad que realmente responda a las necesidades de las personas que en ella viven, escuchando e implicando a esas mismas personas. No asumiremos discursos hegemónicos que vengan directamente de las instituciones ni de los grandes grupos de presión empresarial. Por eso, animamos a todas las personas interesadas a que participen en nuestras asambleas, desde donde trabajaremos para concienciar y cambiar los modelos productivo y de ciudad.

1 Millón de euros para cuidar a los grandes empresarios del turismo

El próximo 2019, la ciudad de Sevilla acogerá la nueva Cumbre del Consejo Mundial sobre Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés). Este encuentro se realizará en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla los días 3 y 4 de abril. Se gestiona a través de la empresa municipal CONTURSA (Congresos y Turismo de Sevilla SA) y cuenta con una subvención anual por parte del Ayuntamiento de 1,8 millones de euros para el desarrollo de diversos actos como ferias, exposiciones, conciertos, etc.

Con el único objetivo de realizar la cumbre del WTTC el gobierno del Ayuntamiento de Sevilla realizó una enmienda a los presupuestos generales del curso 2018-2019 planteando una subida presupuestaria, exclusiva para este evento, de 1 millón de euros (Imagen 1). Así, tan sólo para el congreso, el Ayuntamiento otorgará una partida extra que significa el 50% del presupuesto destinado a la empresa CONTURSA para realizar todas sus actividades a lo largo de un año.

Además de la cumbre del WTTC, durante este mes de noviembre se presentarán los premios EFA (European Film Academy), que se entregarán durante la celebración del ya clásico festival de cine europeo que cada año se realiza en nuestra ciudad. Para lo cual, el Ayuntamiento vuelve a enmendar los presupuestos generales del año para otorgar a dicho evento una partida de 700.000€ (Imagen 1).

En primer lugar, quisiéramos remarcar la osadía del grupo de gobierno de enmendar sus propios presupuestos generales. Debido a que tales eventos (WTTC y EFA) se llevan anunciando desde mucho antes de la presentación de los presupuestos, entendemos que el no querer aplicarlos desde un inicio, y presentarlos como enmiendas en el pleno de mayo de 2018, responde más a una estrategia de partido que a una necesidad derivada de los intereses de la ciudad. De hecho, en los presupuestos aprobados ya existía una partida de 300.000€ destinada al hospedaje de la gala de los premios EFA. Desconocemos el por qué esta partida ha tenido que ser aumentada un 133% al paso de apenas 5 meses.

Para responder a la pregunta de dónde sacará el Ayuntamiento estos 1,6 millones de euros permítannos la osadía de parafrasear a un humorista, “las gallinas que entran, por las que salen”.  Y es que estos 1,6 millones de euros no surgen de ningún tipo de fondo de emergencia o de cualquier partida parecida. Las cifras pueden verse en la imagen 2 y nos llama especialmente la atención dónde se han priorizado estos recortes presupuestarios: 300.000€ menos para el servicio de atención a la mujer, 195.000€ menos para el mantenimiento de barriadas, 40.000€ del servicio de la juventud, 150.000€ de cooperación al desarrollo, 220.000€ del servicio de atención al empleo, 40.000€ menos para la protección contra la contaminación acústica, lumínica y atmosférica en las zonas urbanas…

Pero a veces, las cifras totales no sirven para hacerse una idea del daño que se comete. Mientras que una bajada de 40.000€ para la protección contra la contaminación acústica, lumínica y atmosférica en las zonas urbanas, representa un 14% del total de la partida presupuestaria, los 300.000€ del servicio de atención a la mujer significa una reducción del 43% del total del presupuesto de la Unidad contra la Violencia, pero si afinamos un poco, esta baja se realiza en el Capítulo 4. Transferencias corrientes del programa 23118 – Unidad contra la Violencia, lo que constituye una bajada del 67%.

Y nosotres nos preguntamos. ¿Por quiénes vamos a recortar 900.000€ del presupuesto del Ayuntamiento de Sevilla?  ¿Quiénes componen el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC)?

Si entramos en su página web podemos leer:

“WTTC es el único cuerpo global que representa al sector privado de Viajes y Turismo. Los miembros del consejo son los presidentes y jefes ejecutivos de las compañías mundiales líderes en el sector de viajes y turismo, desde todas las localizaciones e industrias, incluyendo hoteles, aerolíneas, aeropuertos, tour-operadoras, cruceros, alquiler de coches, agencias de viajes, trenes, y la emergente economía colaborativa, habilitando para ellos la capacidad de tratar con una única voz con gobiernos y cuerpos internacionales. Alrededor de 150 compañías son representadas en el Consejo, acumulando un capital de cerca de dos tercios de trillones de dólares americanos, representando un 30% del sector.”

Es decir, el WTTC es el gran lobby mundial del sector privado turístico. Sus miembros son las grandes compañías del sector (Hilton, Dubai Airports, American Express, AirBnb, El Corte Inglés, TripAdvisor, Uber,…). Ellos son los que tratan de tú a tú con los gobiernos, son a los que escuchan, para ellos nuestra ciudad hará un gasto extra de 1 millón de euros.

¿Y para les vecines?,¿Cuándo los gobernantes se sentarán con nosotres?, ¿Necesita una ciudad como Sevilla más Turismo?, ¿Hay cabida para más pisos AirBnb?, ¿Hasta dónde vamos a permitir la precarización de les trabajadores del sector servicio?,…

Nosotres, desde CACTUS, decimos que Ya Basta, y no nos vamos a callar.

f

Imagen 1.  Nuevas partidas presupuestarias. Fuente: Acta Ayuntamiento de Sevilla Pleno 25 de Mayo de 2018.

 

g

h

Imagen 2. Partidas presupuestarias eliminadas. Fuente: Acta Ayuntamiento de Sevilla Pleno 25 de Mayo de 2018.